1 abr. 2011

Premio Pritzker 2011 para Eduardo Souto de Moura



Premio Pritzker de Arquitectura para Eduardo Souto de Moura. Excelente noticia. Reconocimiento a la Arquitectura de esencia.

El presidente del jurado, Lord Peter Palumbo dijo de los edificios de Souto de Moura: "poseen la habilidad única de conjugar características aparentemente contrarias: fuerza y modestia, bravura y sutilidad, una audaz autoridad pública y un sentido de lo íntimo". Queda todo dicho.

En este momento me apetece recordar una de las muchas lecciones de Souto de Moura. Recurro a la respuesta de una pregunta que le realiza Anatxu Zabalbeascoa el 30 de Junio de 2007 para El País y dice así:

¿Piensa que la sostenibilidad es un problema de ricos?

Es un problema de malos arquitectos. Los malos arquitectos se organizan siempre con temas secundarios. Dicen cosas del tipo: la arquitectura es sociología, es lenguaje, semántica, semiótica. Inventan la arquitectura inteligente -como si el Partenón fuese estúpido- y ahora, lo último es la arquitectura sostenible. Todo eso son complejos de la mala arquitectura. La arquitectura no tiene que ser sostenible. La arquitectura, para ser buena, lleva implícito el ser sostenible. Nunca puede haber una buena arquitectura estúpida. Un edificio en cuyo interior la gente muere de calor, por más elegante que sea será un fracaso. La preocupación por la sostenibilidad delata mediocridad. No se puede aplaudir un edificio porque sea sostenible. Sería como aplaudirlo porque se aguanta.

Los estudiantes, los jóvenes y los no tan jóvenes arquitectos, deberían de estudiar a fondo la obra de Souto de Moura, y mejor pronto que tarde.

No hay comentarios:

Publicar un comentario