29 abr. 2011

Casa-taller del pintor Tàpies

Vivienda taller construida para Antoni Tàpies. 1960-1963. Calle Zaragoza 57

Cada mañana, por unos segundos, me doy la oportunidad de recordar algún rastro de mi pasado, y al mismo tiempo, me esfuerzo en atisbar algún reflejo de mi futuro. Este ejercicio diario lo trabajo a veces mientras transito, al margen de cualquier estímulo que me rodea.

Camino meditativo y de golpe coincido con esta vivienda taller proyectada por José Antonio Coderch para Antoni Tàpies. Frente a esta fachada recuerdo a Victor Rahola, profesor en la Escuela de Arquitectura de Barcelona. Rahola, discípulo de Coderch, es quien me descubrió la llave secreta que abre la puerta de esa fachada, que una vez traspasada te transporta a otra realidad. Educado y educador de la Arquitectura, ya lo dijo Josep Quetglas hablando de él, en el prólogo de "El Último Noucentista". 

Coderch recordaba las palabras de un viejo y famoso arquitecto americano, que le decía a otro más joven que le pedía consejo: "Abre bien los ojos, mira, es mucho más sencillo de lo que imaginas. Detrás de cada edificio que ves hay un hombre que no ves".

Miro y detrás de esta fachada hay un hombre que no veo, pero que siento. Entre lamas medio abiertas noto su presencia tranquila y sosegada. Está en otro mundo, de reflejos, de calidad translúcida, de espacio interior entre penumbra.

Vislumbrar lo que no se ve. Frente a la fachada me pregunto: ¿El futuro?. Está por ver.

Mil gracias a Rahola y a Coderch.

 Adolfo Zulueta Vallejo. Arquitecto

Interior de la casa taller


No hay comentarios:

Publicar un comentario