25 may. 2011

Plazas del mundo. Plaza Catalunya. democraciareal #spanishrevolution #15M #acampadasol


Foto de Angel Carbonell

En una entrada anterior de este blog, refiriéndome a las revueltas en los paises del norte de África, hablaba de la importancia de la "plaza" como punto focal de encuentro, donde los ciudadanos concentrados reivindican con voz sus legítimos derechos.

Estos días vivimos concentraciones de ciudadanos en diversas plazas de capitales de provincia de nuestro país. Por una parte, la agitación provocada por la celebración de una jornada electoral, y por otra, el poder de convocatoria de las redes sociales, ha motivado una oleada de reuniones pacíficas entorno a las plazas. El pueblo ha decidido manifestarse y gritar a los cuatro vientos, con indignación, que es necesario acabar con la perversión del sistema y reclama por contra, una auténtica democracia.

Busco una imagen que resuma todo lo vivido en esta última semana y recurro de nuevo a una fotografía de Angel Carbonell. Observo un grupo de manifestantes con una pancarta que dice "Sin revolución no hay evolución". Lo curioso es que la acción sucede bajo la atenta mirada de un primate que parece observar el inicio de una nueva revolución (no se si para evolucionar).

Me viene a la memoria un par de principios expuestos en "El origen de las especies" de Charles Darwin. En el primero, Darwin creó el concepto de selección natural, para explicar que la naturaleza selecciona a las poblaciones más aptas para la supervivencia, en un determinado ambiente, y descarta a las menos aptas. En el segundo, la lucha por la existencia, a partir de observaciones a largo plazo de los hábitos de los animales, determina que las variaciones favorables tenderían a ser preservadas, mientras que las desfavorables serían destruidas.

Haciendo un paralelismo podemos pensar que la clase política es una especie poco apta para la supervivencia, con variaciones claramente desfavorables, con lo que su extinción es solo cuestion de tiempo.

Gracias Angel por la foto. Eres el único primate capaz de observar lo que los otros no ven, un conjunto de homínidos (entre los que me incluyo) más o menos evolucionados que luchan por su supervivencia, por su revolución.

1 comentario:

  1. No se puede explicar mejor Adolfo . Gracias por lo de primate . Observando algunos " seres humanos " casi prefiero parecerme a un primate .

    ResponderEliminar