17 may. 2012

El puente de Calatrava en Venezia

Melción & Zulueta Arquitectos 2012

Un gondolero veneciano llamado Stefano me da su opinión sobre el puente diseñado por Calatrava. Me comenta que los venecianos lo rechazan por varios motivos: 

Primero, porque no lo pidieron. Segundo, porque consideran que el puente, con su elevado coste y tiempo de ejecución no aporta ningún valor añadido a una ciudad satisfecha con sus más de cuatrocientos puentes, tres de ellos sobre el Gran Canal. Me dice que este puente responde a los intereses económicos de cuatro mandatarios, que quisieron potenciar el turismo de masa, aprovechando una zona de la ciudad que se encontraba en un segundo plano. El puente conecta directamente la terminal de autobuses de la Piazzale Roma (punto de llegada de la mayoría de turistas) con la calle comercial Rio Tera Lista de Spagna, que sufrió en poco tiempo la transformación inducida por el turismo de masa, y que fomentó la especulación desmesurada de los locales comerciales. Todo esto en detrimento del centro, auténtico núcleo comercial de la ciudad con sus talleres artesanales y espacios de cultura. Tercero, porque este puente no está pensado para transitar. El tamaño de los escalones, con una huella excesivamente larga, y una contrahuella excesivamente baja no fomenta el paso natural. Subes y bajas a trompicones, obligándote a hacer zancadas forzadas, o muy cortas o muy largas, con lo que su tránsito no resulta agradable. Este aspecto puede no ser importante para el turista, que pasa una vez en su vida, pero si lo es para el veneciano que entiende el puente como un elemento de paso.

Después de leer las criticas que se han vertido al respecto y al margen de cuestiones estéticas, prefiero escuchar la opinión del pueblo y comprobar como, efectivamente, el diseño no ayuda al tránsito.

Saludos desde Venezia,

Melción & Zulueta Arquitectos 2012

No hay comentarios:

Publicar un comentario